Acteal 21 años de impunidad





Tiempo de muerte, tiempo de vida, tiempo de dignidad

Nuestro tiempo fue de muerte
para florecer la vida, la dignidad.
Rafael Landerreche

En Acteal: Casa de la Memoria y de la Esperanza se cumplen 21 años de impunidad de la Masacre de 45 indígenas más cuatro aún no nacidos. Aquí la lucha y la resistencia persisten, se camina y se construye día a día. Ante ello, el riesgo de ser nuevamente víctimas es mayor, porque persiste la lógica de militarización y en la zona altos de Chiapas la continuidad y nuevos rostros de la paramilitarización.

En este contexto se suman las más de 37 mil personas desaparecidas, 130 mil asesinadas y casos históricos de impunidad en crímenes de lesa humanidad como Tlatelolco, El Charco, Aguas Blancas, Tlatlaya, Ayotzinapa, entre otras. Hoy paradójicamente está en discusión la Justicia Transicional, que se enfoca en buscar la Justicia, Verdad, Memoria y Medidas de no Repetición, en medio de una violencia generalizada en el país de norte a sur, que implica a los gobiernos en México y los poderes fácticos.

El gobierno mexicano actual no tiene una idea clara para construir la verdad y la justicia, demanda de atención de víctimas, familiares, organizaciones, etc., por las graves violaciones a los derechos humanos. El actuar del gobierno federal no dista de los gobiernos anteriores en el fondo de actuación y falta de respuesta integral a la histórica demanda de justicia en México, quienes se dedicaron a solapar a los perpetradores tal como: Ernesto Zedillo Ponce de León, ex Presidente de México, Emilio Chuayffet Chemor, ex Secretario de Gobernación, General Enríque Cervantes Aguirre, ex Secretario de la Defensa Nacional Julio César Ruiz Ferro, ex Gobernador de Chiapas, General Mario Renán Castillo, ex comandante de la Séptima Región Militar en Rancho Nuevo, Chiapas, Homero Tovilla Cristiani, ex Secretario de gobierno de Chiapas, Uriel Jarquín Gálvez, ex Subsecretario de gobierno de Chiapas, Jorge Enríque Hernández Aguilar, ex Director de la Seguridad Pública del estado de Chiapas, David Gómez Hernández, ex Subprocurador de Justicia Indígena, entre otros.

Los responsables de estos crímenes están identificados. Un reconocimiento de responsabilidad, una investigación eficaz, una sanción a los responsables, una reparación integral y mecanismos de no repetición son elementos que garantizarían a las víctimas y sus familiares el derecho a la verdad, que abone además a la reconstrucción del tejido social, contemplando los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ya ha reconocido y exigido al Estado mexicano, en el Caso de la ejecución extrajudicial de Gilberto Jiménez Hernández y otros, (Caso 11.554) hecho cometido en el ejido La Grandeza, municipio de Altamirano, una investigación imparcial, efectiva, una identificación de los autores intelectuales y materiales e imponer las sanciones tomando en cuenta los efectos comunitarios de la aplicación del Plan de Campaña Chiapas 1994. Este informe de fondo da las bases para una investigación completa de la contrainsurgencia en Chiapas.

A pesar de 21 años de desgaste la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal (Las Abejas de Acteal) se ha mantenido con dignidad irreprochable, congruente en una lucha y resistencia desde abajo. La organización no le ha dirigido carta de reconocimiento al Gobierno Federal, ni negocia económicamente la reparación del daño, tal y como lo ha hecho un grupo que sigue el camino de la dependencia al Estado mexicano y con su actuar trasgrede el origen y la lucha de una organización pacifica, autónoma y en resistencia. Las Abejas de Acteal desde hace 26 años son un ejemplo de las luchas pacificas en el mundo, transitan en su apuesta política de transformación de sistema en el Congreso Nacional Indígena y con su Consejo Indígena de Gobierno van construyendo una alternativa desde abajo y una justicia desde los pueblos.

Reconocemos a Las Abejas de Acteal en su arduo caminar, impulsando desde la memoria su lucha y resistencia, así también el proceso de la participación de las mujeres en los órganos de autoridad y en la defensa de sus derechos por la verdad, memoria y justicia que desde un inicio han tenido un papel fundamental. A pesar de las agresiones y hostigamiento, en acciones jurídicas y físicas que vienen de actores que pretende minar la lucha de Las Abejas y de quienes caminamos a su lado.

Por último, solicitamos a la CIDH, sin más trámite, emita el correspondiente Informe de Fondo del Caso 12.790 Manuel Santis Culebra y Otros (Masacre de Acteal), ya que se agotó la presentación de pruebas. A 13 años de su admisibilidad hay un retardo injustificado de la CIDH para pronunciarse por el Fondo del Caso, la dilación contribuye a la revictimización. Instamos a la CIDH al combate a la Impunidad que el Estado mexicano pretende perpetuar. Acteal es una deuda histórica para las víctimas y sobrevivientes que continúan en la espera de una verdadera justicia.

Nos unimos a familiares, víctimas y sobrevivientes de los crímenes de lesa humanidad en México en la construcción colectiva de memoria, en la apropiación de espacios simbólicos contra el olvido y en la edificación de Otra Justicia, con verdad, dignidad y memoria.

Acteal, Chenalhó, Chiapas, México.
a 22 de diciembre de 2018.
Boletín No. 29

-*-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.