Alto a la violencia contra la mujer: Pueblo Creyente de Venustiano Carranza


 

Anhelo que en esta época que nos toca vivir, reconociendo la dignidad de cada persona humana podamos hacer entre todos un deseo mundial de hermandad. Nadie puede pelear la vida aisladamente, se necesita una comunidad que nos sostenga.

 

 

 

(Papa Francisco-Frattelli Tutti #8)

13 de marzo de 2021

Venustiano carranza; Chiapas

Ya no había jefes; desaparecieron hasta que yo me levanté

¡Yo, Débora, me levanté como una madre en Israel!

Jueces 5, 7.

 

A las autoridades municipales, estatales y federales.

A los pueblos Creyente

A los organismos de derechos humanos

A las mujeres y hombres de buena voluntad

 

Hoy nos encontramos mujeres y hombres del pueblo creyente de la parroquia San Bartolomé Apóstol de Venustiano Carranza, Chiapas, para conmemorar las luchas de todas las mujeres y hombres que han escrito con sus acciones una historia de liberación de la mujer y de los pueblos que sufren la violencia machista patriarcal que se ha institucionalizado para mantener en la opresión y sumisión a los pueblos. Hacemos eco de miles de voces que claman justicia ante tanta violencia contra las mujeres, contra los pueblos y contra nuestra madre tierra, explotada y violentada.

 

Somos hijas e hijos de un pueblo hambriento de justicia, paz y libertad, ante la violencia institucionalizada del poder y del dinero que es la más asesina. Las mujeres, las condenadas de hoy y siempre junto a nuestros pueblos estamos de pie para exigir que se respete nuestra dignidad, que no se nos violente, y asesinen por ser mujeres, que reconozcan nuestros derechos, los derechos de nuestro pueblo de nuestra Madre Tierra.

 

Por eso, denunciamos y exigimos a todos los niveles de gobierno:

 
  • La cancelación de permiso para la venta de bebidas alcohólicas

     
  • Acceso a la justicia plena desde el reconocimiento de nuestra dignidad y nuestros derechos.

     
  • No a los megaproyectos que destruyen la vida de la Madre Tierra y de nuestros pueblos.

     
  • Explotación minera, presas hidroeléctricas, tren maya peninsular y otros programas que solo traen división y muerte a nuestro pueblo.

     
  • No más violencia contra la mujer

     
  • No a la marginación de nuestros pueblos

     
  • Alto a la manipulación de nuestras comunidades

     
  • No más jaulas granjeras, en nuestro río Grijalva.

     
  • No a la contaminación de los ríos que están en nuestra región.

     

Hacemos un llamado a la sociedad en general para que entre todas y todas aseguremos de que las mujeres y las niñas sean respetadas desde su dignidad de hijas de Dios y que contribuyamos a vivir en un pueblo donde prevalezca la paz y la justicia. Apoyemos a las mujeres y a las niñas que están derribando barreras para crear un mundo mejor para toda humanidad.

 

La tarea de construir una vida digna, justa e igualitaria es de todas y todos

 

¡No más feminicidios!

 

¡Alto a la violencia contra la mujer!

 

¡No a la venta de bebidas alcohólicas!

 

¡Cancelación de permisos para cantinas!

 

Pueblo creyente Venustiano Carranza; Chiapas.

 

Parroquia San Bartolomé Apóstol.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.