Cese de agresiones a personas defensoras de derechos humanos en Oaxaca


Exigimos garantías de protección, justicia y verdad para defensores de CODEDI, CNI y defensoras en riesgo

En el municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz, en la sierra sur de Oaxaca, un grupo que portaba armas de alto calibre ejecutó a tres jóvenes integrante del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas (CODEDI-Xanica), el día 12 de febrero de 2018, a las 10:30 horas aproximadamente. El ataque se realizó cuando los defensores de derechos humanos regresaban de una reunión en la capital de Oaxaca con la Secretaría de Gobierno Estatal de Alejandro Murat Hinojosa.

Según testimonio de Abraham Ramírez Vásquez, líder indígena originario de Santiago Xanica, quien fue privado arbitrariamente de su libertad de 2004 a 2011 y quién presenció el ataque, la responsabilidad es del gobierno federal y estatal: “El gobierno del estado de Oaxaca ha tomado la decisión de acabar con todos los que no coinciden con su forma de actuar y pensar, nosotros como pueblos indígenas llevamos una trayectoria de muchos años de trabajo y no es la primera vez que nos han atacado, el gobierno nos ve como estorbo porque nuestros recursos están concesionados.” “En los años de lucha sabemos del modo operandi de la Policía Ministerial, con un grupo de sicarios que han mandado a matar gente. Es un crimen de Estado.”

CODEDI – Xanica es una organización que defiende los derechos a la autonomía y el territorio de los pueblos indígenas en contra del despojo, especialmente denuncia los intereses de las empresas mineras e hidroeléctricas. Desde hace más de 20 años, trabaja con 50 comunidades de la sierra sur, valles centrales y Costa de Oaxaca.1

El ataque a CODEDI-Xanica se da en el contexto de hostigamientos a los pueblos, comunidades y organizaciones integrantes del Congreso Nacional Indígena y de la reciente gira de María de Jesús Patricio, vocera del Concejo Indígena de Gobierno, en la entidad oaxaqueña.

El 9 de febrero de 2018, un grupo armado a bordo de una camioneta Ford Lobo color negro retuvo los autobuses en los que viajaban opositores al proyecto Hidroeléctrico Coyolapa Atzala a su regreso de movilizaciones en Ciudad de México; con violencia amenazaron a los pasajeros para después prenderle fuego a una de las unidades, en el municipio de Tlacotepec de Díaz.2 El 19 de enero de 2018, el defensor Rodrigo Flores Peñaloza, integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y del Territorio, fue intimidado por personas armadas en su domicilio y centro de trabajo.

Oaxaca es considerada por organizaciones civiles como la entidad con más agresiones contra defensoras en México.3 Betina Cruz, integrante del Consejo de Organizaciones Oaxaqueñas Autónomas y concejala del Congreso Nacional Indígena, defensora de la tierra y del territorio, del pueblo binni’zaa (zapoteco) recibió medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en enero de 2018, por riesgo a su vida e integridad física. La Asociación Civil Feminista Consorcio para El Diálogo Parlamentario y la equidad en Oaxaca ha denunciado 11 allanamientos, vigilancia, hostigamientos y agresiones, responsabilizando al gobernador de Oaxaca de los riesgos a su integridad y seguridad.

Frayba exigimos al Estado mexicano que se investigue el asesinato de los defensores de CODEDI-Xanica y cesen las agresiones a defensoras y defensores en Oaxaca. Hacemos un llamado a la solidaridad nacional e internacional a realizar acciones que apoyen la exigencia de verdad y justicia.

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.
15 de febrero de 2018
Boletín No. 05

Leer:
Cese de agresiones a personas defensoras de derechos humanos en Oaxaca

Foto: manifestación de CODEDI en exigencia de justicia. (Nodo Solidale)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.