Coalición anti-tortura combate amenazas a derechos humanos con una nueva iniciativa global


Geneva, Mexico, Manila, 6 February 2018 (OMCT) – Para contrarrestar el retroceso en la protección de los derechos humanos, la red anti-tortura más grande del mundo juntó socios de tres continentes para lanzar esfuerzos conjuntos y velar por el cumplimiento de los estándares internacionales, llevar más casos ante la justicia, y encontrar maneras para mejorar la protección de las personas más vulnerables de sufrir abusos.

 

La Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), en coordinación con tres socios clave en Asia, África y América Latina, encabeza el proyecto de 1.8-million-CHF llamado “Sociedad Civil Unida Contra la Tortura”, con el cual se llevarán a cabo actividades en 40 países en los próximos tres años hasta 2020. El Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos y la Unión Europea apoyan el proyecto.

 

Los miembros Alianza Filipina para Abogados de Derechos Humano (PAHRA), el Colectivo de Asociaciones Contra la Impunidad en Togo (CACIT), y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas A.C. (Frayba) co-organizarán actividades en sus respectivas regiones de Asia, África y América Latina, centrándose en 15 países que requieren atención inmediata, incluyendo Afganistán, Bangladesh, Pakistán, Filipinas, Rusia, México, Honduras, Togo y Costa de Marfil. “Como los líderes autocráticos amenazan cada vez más los derechos humanos nadando en las aguas de la intolerancia, el terrorismo y los ciclos migratorios, la sociedad civil debe unirse para detenerlos en su intento por desquebrajar lo que nos ha llevado tanto tiempo construir,” dijo Gerald Staberock, Secretario General de la OMCT. “Este proyecto proveerá el aglutinante que ayudará a mantener las piezas juntas.”

 

Una aproximación de tres niveles

 

“Acudiremos a nuestro grupo interno de expertos legales y usaremos nuestra experticia como sociedad civil ante el CAT así como a los años de experiencia que tienen nuestros socios en la lucha contra la tortura en contextos hostiles y, de esta forma, asegurarnos de que nuestra incidencia, litigio e investigación puedan convertirse en una realidad para las personas que más lo necesitan,” digo Carin Benninger-Budel, a cargo del programa en la sede de la OMCT en Ginebra.

 

El programa se apoyará en información –y experiencia- compartida por los miembros de la red SOS-Tortura de la OMCT y sus socios locales para asegurar que las lecciones aprendidas en la lucha contra la tortura perduren más allá del periodo de tres años del proyecto.

 

Para combatir de manera efectiva los problemas y las brechas, la iniciativa se centrará en tres objetivos principales, evaluados en relación a resultados específicos:

 

1.     Por medio de giras de incidencia, reuniones de ONGs, sesiones de investigación, reportes y apoyo de expertos, se animará a organizaciones de la sociedad civil a entregar información al Comité Contra la Tortura de la ONU (CAT) y a hacer mejor uso de los mecanismos internacionales de derechos humanos para obtener reparación por casos de tortura en sus países de origen;

 

2.     Por medio de estudios de caso, seminarios en línea y entrenamientos se incrementarán las capacidades de abogados de derechos humanos en las especificidades de la documentación y el litigio en casos de tortura para que, de este modo, puedan acompañar mejor sus casos, con el objetivo concreto de llevar ante juicio 10 nuevos casos de tortura por región en jurisdicciones nacionales, regionales o universales; el proyecto también apoyará a víctimas y familiares, quienes recibirán fondos para rehabilitación médica, social y legal.

 

3.    Por medio de la producción de 4 reportes de investigación sobre los riesgos particulares que enfrentan mujeres, niños y niñas, migrantes y pueblos indígenas en las tres regiones, se proveerá evidencia sobre tendencias de violaciones y posibles soluciones.

 

Socio mexicano

 

Frayba es una organización mexicana de renombre internacional con una amplia red de apoyo y con más de 25 años de experiencia en la protección de los derechos de los pueblos indígenas y en el trabajo por una solución pacífica de los conflictos en Chiapas y México. Tiene gran trayectoria en el acompañamiento de casos de violaciones de derechos humanos ante instancias nacionales e internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

México, al igual que la región, necesita de políticas y de reformas institucionales para combatir la discriminación e investigar la tortura y otras violaciones a los derechos humanos en contra de los pueblos indígenas. La integración de esta perspectiva en la incidencia ante el CAT y la evaluación de la implementación de la Convención Contra la Tortura en el país son prioritarias.

 

“Este proyecto reforzará el trabajo de concientización sobre la tortura que sufren los pueblos indígenas mientras luchan por defender sus territorios en un contexto de violencia e impunidad”, dijo Jorge Hernández Castro, encargado de coordinar el programa por parte del Frayba.

 

Socio togolés

 

CACIT es una red nacional de derechos humanos que ha liderado la lucha contra la tortura y la impunidad en Togo desde 2007. CACIT provee asistencia a víctimas de tortura, incluyendo ante la Comisión de Verdad y Reconciliación, así como asistencia legal y cuidado médico y psicológico. Monitorea la situación de las prisiones en el país y conduce investigación para comprender las razones por las cuales víctimas de tortura se abstienen de denunciar sus casos. Finalmente, CACIT hace incidencia– incluyendo con la OMCT – internacional y nacional para impulsar reformas de políticas, en particular sobre condiciones de detención.

 

A la par que urgir al Estado togolés a presentar su reporte al CAT, CACIT aboga por la implementación efectiva de la nueva ley anti-tortura que criminaliza la tortura, seguida a la evaluación del CAT del país en 2012. Otras de sus actividades incluyen incidencia con autoridades estatales sobre políticas anti-tortura, particularmente para terminar la impunidad y para aprobar un mecanismo nacional de prevención, y una serie de programas de radio y televisión diseñados para explicar qué es tortura y la necesidad de combatirla dirigidos al público general en Togo.

 

“Este proyecto dará nuevamente esperanza a las víctimas, quienes necesitan de justicia y reparación para poder contribuir exitosamente a sus sociedades,” dijo Ghislain Koffi Nyaku, Director Ejecutivo de CACIT. “La impunidad es el peor estrago de la sociedad y debemos erradicarla”.

 

Socio filipino

 

PAHRA es una de las organizaciones en Asia con mayor experiencia en los mecanismos del CAT y en documentación de tortura. Ha presentado informes alternos en las evaluaciones de 2009 y 2016 del CAT a Filipinas. PAHRA, junto a sus socios locales, ha usado exitosamente la evaluación del CAT para promover la adopción de una lay anti-tortura que entró en vigor en 2009, solamente unos meses después de la revisión del CAT del país. PAHRA tiene sólida experiencia y vínculos extensos con otras organizaciones de la sociedad civil y defensores de derechos humanos de la región. Es miembro del Foro Asia, una red de 58 ONGs en 19 paises asiáticos, cuyos representantes regularmente toman parte de conferencias regionales e internacionales y consultas de derechos humanos.

 

“Con la nueva administración, retrocedimos a donde estábamos décadas atrás en materia de derechos humanos. Este proyecto nos dará esperanza y fuerza para sostener nuestra lucha contra la reducción del espacio de acción de la sociedad civil en Filipinas y en Asia,” dijo Edeliza Hernández, Directora Ejecutiva del Grupo Médico de Acción, miembro de PAHRA y enlace de este proyecto.

 

Sobre la OMCT

 

La Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) es la catalizadora de la red SOS-Tortura, una coalición de más de 200 organizaciones no-gubernamentales internacionales y nacionales que luchan contra la tortura, las ejecuciones sumarias, la desaparición forzada y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

 

Con oficinas en Ginebra, Bruselas y Túnez, la OMCT desarrolla programas que favorecen la observación y cumplimiento de los Estados de la ley internacional y legislaciones nacionales en materia de lucha contra la tortura, provee asistencia urgente y justicia a víctimas de tortura, y aboga por una protección especial para niños y niñas en detención, mujeres y defensores de derechos humanos a los largo del mundo.

 

Para más información, por favor visite: www.omct.org

 

Original en inglés Anti-torture coalition fights threats to human rights with new global initiative 

 

Traducción Frayba

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.