Diálogo y no violencia de Estado, el camino para resolver el conflicto magisterial


La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) expresa su rechazo y preocupación por los graves hechos recientes ocurridos en Asunción Nochixtlán, San Pablo Huitzo y en la Ciudad de Oaxaca, todas estas ubicadas en el Estado de Oaxaca. Según información difundida por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) derivado de la jornada del domingo 19 de junio de 2016 hubo ocho personas fallecidas, 22 desaparecidas y 45 heridas de bala.

Particularmente preocupante nos resulta el uso desproporcionado de la fuerza durante las recientes protestas magisteriales. De igual manera atenta contra el derecho a la salud y contra las normas más elementales (incluso en conflictos armados) el haber dificultado la atención médica a los manifestantes heridos, y el haber realizado un ataque con gases lacrimógenos en contra de un puesto de auxilio improvisado en las cercanías de la zona de conflicto. También fue reportado el hostigamiento en contra del personal de salud que prestó su asistencia a personas heridas, particularmente maestros heridos.

Es importante destacar que estos hechos se dan el contexto de las protestas magisteriales que se oponen a la reforma educativa, y que han ocurrido en las semanas recientes en distintas entidades. Ante ellas se ha generado una respuesta violenta por parte del Estado mexicano, en contra de un colectivo emblemático que reivindica sus derechos laborales.

La CNTE, que representa la oposición a esta reforma, ha buscado establecer por distintos canales un diálogo con la autoridad para tratar de llegar a un acuerdo. Por su parte el gobierno federal se ha negado a dialogar y ha afirmado que sólo lo hará cuando los maestros renuncien a sus principales reivindicaciones. Paralelamente a esto, ha ejercitado acción penal en contra de diversos líderes de la CNTE, con lo cual criminaliza la reivindicación de derechos y el ejercicio del derecho a la protesta.

En virtud de los hechos planteados exigimos a los gobiernos federal y estatal:

  • Respetar la reivindicación de derechos y el ejercicio de la protesta civil. La represión debe cesar de inmediato.
  • Privilegiar el diálogo y generar condiciones para que el mismo se pueda dar en un marco de respeto mutuo y procurando la construcción de acuerdos que consideren la posición de ambas partes.
  • Retiro inmediato de la Policía Federal de Oaxaca y regreso de la policía estatal a sus cuarteles.
  • Esclarecimiento de las muertes ocurridas, reparación del daño a las víctimas y establecimiento de garantías de no repetición.
  • Localización inmediata de las personas detenidas que en este momento se encuentran bajo el status de desaparecidos, pues no acepta tenerlos bajo su jurisdicción ni la policía federal ni la estatal.
  • Determinar las responsabilidades por el uso de armas letales en contra de una manifestación, así como por el uso indiscriminado de la fuerza.
  • Garantizar la atención médica y facilitar la llegada de los suministros médicos, así como el derecho a la salud en el marco del conflicto.
  • Establecer una política de información que genere certidumbre en la población y que minimice el impacto de los rumores.

Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos
“Todos los Derechos para Todas y Todos”

(conformada por 80 organizaciones en 21 estados de la República mexicana)

Enlace al documento.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 16 =