Indoamérica por la autonomía de los pueblos originarios y campesinos


San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

03 de febrero de 2016

Boletín de prensa No. 2

[…] seres humanos profundamente humanos profundamente

autónomos y autoorganizados y, a la vez, profundamente

interconectados (con la Tierra, con las especies y entre ellos mismos)

están creando las condiciones para su supervivencia futura. Está, así,

renaciendo una democracia de la Tierra, aún inmersos, como estamos

en la violencia y la guerra que nos rodea.

Vandana Shiva

Derivado de la devastación que el sistema neoliberal está ocasionando en los territorios de los Pueblos, del despojo territorial a partir de reformas de aniquilamiento de la vida, a través de los proyectos transnacionales capitalistas, proyectos que contemplan la violencia y la guerra hacia los pueblos originarios y campesinos, proyectos de inversión ligados a los gobiernos, al crimen organizado y a los poderes fácticos que tienen intereses directos en los territorios de los pueblos. Nos hemos sumado a convocar junto con diversidad de pueblos en defensa de la Madre Tierra, en defensa por la vida y el territorio, al Encuentro Latinoamericano Con la Encíclica “Laudato Si” defendemos los Derechos a la Tierra y el Territorio y los Bosques.

En Chiapas desde hace varios años se ha promovido consolidar al Plan Puebla Panamá como un esquema de dominación enriquecimiento del gran capital el cual ha cambiado de nombre según el momento y los intereses. Actualmente se llama “Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica, comúnmente conocido como Proyecto Mesoamérica, vinculado a la economía extractiva para la acumulación del capital.

El proyecto Mesoamérica plantea una serie de propuestas de desarrollo como son; interconexión eléctrica mesoamericana, biocombustibles, prevención y mitigación de desastres naturales, vivienda social, infraestructura de carreteras, energía y telecomunicaciones, así como una mayor integración de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana; como países miembros del proyecto de despojo.

Las políticas neoliberales mercantilizan los bienes comunes de los territorios ancestrales donde viven los Pueblos indígenas y campesinos, forman parte de una lógica de exclusión y marginación de los Estados, y no respeto a la diversidad cultural y por consecuencia a otros sistemas de vida. Los territorios poseen una gran biodiversidad importante en el contexto mundial por lo que la política de despojo de los gobiernos está encaminando a generar violaciones masivas a los derechos humanos y como consecuencia a una catástrofe ecológica.

La CIDH ha reconocido que los Estados deben adoptar medidas especiales y específicas destinadas a proteger, favorecer y mejorar el ejercicio de los derechos humanos de los pueblos indígenas.1 Esta obligación incluye el mandato según el cual los Estados deben tomar medidas especiales efectivas para asegurar los derechos de propiedad de las comunidades indígenas sobre sus tierras ancestrales y recursos naturales; en consecuencia, el deber estatal de otorgar protección especial a los pueblos indígenas se aplica en relación con el derecho a la posesión de sus territorios.

Ante la devastación y la negativa del Estado mexicano por respetar los derechos colectivos de los pueblos originarios, hombres y mujeres caminan la defensa de los territorios ancestrales desde la autonomía. En Chiapas y México las resistencias tejen redes con otras y otros, por eso participamos en el Encuentro Latinoamericano titulado “Con la Encíclica ”Laudato Si” defendemos los derechos a la tierra, el territorio y los bosques” a realizarse en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, los días 13 y 14 de febrero de 2016 con el objetivo de seguir articulando experiencias en el cuidado de la Madre Tierra.

En el encuentro estarán los procesos sociales que acompaña el Frayba y con quienes nos vinculamos en una acción de autonomía entendida desde el respeto total a los proyectos de alternativas de vida distinta al sistema capitalista de muerte; ellos van construyendo su camino desde abajo, con pleno respeto a la madre tierra, tal y como lo han expresado Xochicuatla, Ostula, Wiricuta, Cheran, Los Yaquis, Las Abejas de Acteal, Candelaria Suyul, Las Brisas, entre otros tantos pueblos que han defendido históricamente su territorio y han luchado y resistido desde la dignidad.

*-*

1 CIDH, Informe Derechos de los Pueblos Indígenas y Tribales sobre sus tierras ancstrales y recursos naturales. Normas y jurisprudencia del Sistema interamericano de Derechos Humanos. Disponible en http://www.oas.org/es/cidh/informes/tematicos.asp

Descarga el boletín en PDF aquí

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =