Informe de seguimiento al caso de desalojo forzado y desplazamiento de las comunidades Buen Samaritano y San Manuel, en Montes Azules.


Los desalojos forzados son violaciones a derechos humanos y deben ser repudiados por la sociedad civil. El Estado mexicano incumple viola sus obligaciones internacionales en la materia. Liberados los 6 presos por desistimiento de la Fiscalía General del Estado de Chiapas, presentan problemas de salud y denuncian tratos indignos en la cárcel. Las 7 mujeres y 26 menores también presentan problemas de salud. Han sido trasladadas a San Cristóbal de Las Casas para encontrarse con sus esposos, ser alojados de manera digna y para ser atendidas por médicos, con el apoyo de la sociedad civil. El Gobierno debe responder. Pendiente aún la respuesta del Gobierno para la reparación del daño por el desalojo forzado y su compromiso para abstenerse de realizar nuevos desalojos.

Descargar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 19 =