jTatic Samuel Ruiz, V aniversario de su pascua


San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

24 de enero de 2016

Boletín de prensa No. 01

jTatic Samuel Ruiz

V aniversario de su pascua

Hace cinco años jTatic Samuel Ruiz García, se despedía de nosotras y nosotros para iniciar una nueva etapa de vida luminosa. Hoy recordamos su persona, honramos su memoria y recordamos sus palabras y enseñanzas.

Actualmente vivimos una crisis de derechos humanos en nuestro país, los miles de asesinatos y desapariciones son sólo un ejemplo de ello, tenemos también miles de personas desplazadas internas, de migrantes, de quienes se encuentran en la cárcel con un juicio injusto, de mujeres asesinadas y que viven violencia por el simple hecho de ser mujeres, de torturas, de niñas, niños y ancianos que ven vulnerados sus derechos más básicos y elementales.

Las defensoras y defensores de derechos humanos se encuentran en alto riesgo, la madre tierra está siendo herida de muerte por las y los poderosos que buscan acabar con ella para tener beneficios para ellos mismos. La minería, las hidroeléctricas, los proyectos de infraestructura afectan la vida de los pueblos y comunidades indígenas y campesinas, de sus lugares y espacios sagrados.

El legado de jTatic Samuel Ruiz, por la defensa de los derechos humanos desde la opción preferencial por los pobres es de gran vigencia, las y los defensores no podemos voltear la mirada a los signos de los tiempos que nos interpelan día a día.

Somos conscientes que la justicia no vendrá de los poderosos, nosotras y nosotros tenemos el compromiso de construirla desde abajo, en lo cotidiano, en los pueblos, comunidades y procesos sociales que trabajan por la autonomía y la libre determinación; desde la indignación y la valentía de las mujeres y hombres víctimas y sobrevivientes de derechos humanos que acompañamos en la búsqueda de la justicia y en su lucha contra la impunidad. Hoy es un tiempo de lucha y de esperanza.

Las palabras que jTatic Samuel Ruiz dirigió en su momento a un grupo de organizaciones que trabajamos hoy resuenan en nuestros corazones y motivan nuestra acción:

Les pido establecer una mirada y actitud colectiva que sea sensible y cercana a los procesos comunitarios luminosos, en particular a los procesos liberadores de las y los indígenas y de las personas colocadas en situación de vulnerabilidad.

Tomando el ejemplo de nuestro fundador, las y los que integramos el Centro de Derechos Humanos reafirmamos nuestro compromiso por la defensa de los derechos humanos a lado del pueblo pobre y excluido, caminamos juntas y juntos tomando de ese pueblo dirección y fuerza.

Descarga este boletín en PDF

-.-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =