Magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, coludidos con la Fiscalía del Estado, obstruyen el derecho a la Justicia de las víctimas de desaparición y sus familias


(9) Nueve Magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, dos de ellos, Ex-PROCURADOR y Ex- SUBPROCURADOR DE DESAPARECIDOS de la anterior administración, se determinaron a:

  • Desconocer el derecho de las familias de desaparecidos a participar en procesos que tienen que ver con sus derechos.
  • Evitar que las víctimas y personas expertas ejerzan su legítimo derecho a la participación ciudadana y hacer llegar información valiosa para el análisis de caso, al desconocer la figura de AMICUS CURIAE (amigos de la Corte), contraviniendo sus propias resoluciones de las diversas acciones de inconstitucionalidad AIL 3/2021 y AIL 6/2021,
  • Con (9) nueve votos a favor se rechaza el proyecto de inconstitucionalidad, ordenando la reposición del procedimiento.

Desde hace 11 años los familiares de personas desaparecidas en Coahuila, nos hemos caracterizado por la digna lucha, valentía y resistencia que impera en nuestro actuar, ante las autoridades que nos han fallado en respetar, proteger y garantizar nuestros derechos, entre ellos los de no desaparecer, el acceso a la Justicia y a la verdad. Desde el año 2010 hemos participado en la construcción de políticas públicas y mecanismos de atención para lograr un solo objetivo, el regreso a casa de nuestros familiares, no puede haber justicia para nuestras familias y pueblos sin tenerlos y tenerlas de nuevo entre nosotras.

El pasado mes de mayo, contrario a lo que venía aconteciendo en las mesas de diálogo y negociación,  el Fiscal General del Estado en forma unilateral decidió desaparecer la Unidad de Búsqueda de la Fiscalía por considerar que había una duplicidad de funciones con la Comisión de Búsqueda de Personas, lo anterior sin hacer ningún tipo de consulta con las familias de personas desaparecidas. Cabe recordar que la Ley General y la Ley Estatal en materia de desaparición no dotaron de funciones ministeriales a la comision de busqueda, por lo que esta institucionalidad se verá obligada a coordinarse para las búsquedas con la fiscalía especializada, que además de estar colapsada, no tiene facultades para solicitar directamente al juez de control diligencias básicas como la sábana de llamadas y la georeferenciación telefónica, esenciales en la investigación, entre otras tantas acciones necesarias para la búsqueda.

Que la Fiscalía considere que existe una duplicidad de funciones con la Comisión de Búsqueda representa un deslinde de responsabilidades de la Fiscalía para buscar de forma inmediata a las personas, negando el derecho de toda persona a no ser desaparecida y a ser buscada si te desaparecen (donde la Fiscalía de Desaparecidos ha sido co responsable en varias de las desapariciones en nuestro Estado); e igual de arbitrario es que esta reforma se haya hecho sin la participación de quienes hemos sido victimizadas y estamos en un proceso de diálogo y negociación desde hace 11 años para reformar la Fiscalía en su conjunto, acorde a lo que implica armonizar la Ley General en materia de desapariciones.

El pasado 27 de octubre se citó a sesión del pleno del Tribunal Constitucional del Estado de Coahuila, para discutir el proyecto de sentencia sobre la acción de inconstitucionalidad AIL-3/2021, ésta fue solicitada por los colectivos de familiares de personas desaparecidas a través de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Coahuila, el Magistrado instructor a cargo fue Luis Efrén Ríos Vega, quien el pasado 1° de Septiembre abrió el ejercicio de “JUSTICIA PARTICIPATIVA” mediante el cual comunicaba a los interesados la solicitud para recibir amicus curiae y fijaba la fecha del lunes 20 de septiembre para la audiencia para el mismo fin.

Se presentaron varios Amicus curiae, entre estos el firmado por 52 colectivos de familiares de Coahuila y de diversos Estados de la República, 4 organizaciones de sociedad civil y 171 familiares de víctimas en lo individual y expertos en derechos humanos, quienes aportamos nuestro conocimiento y experiencia para brindar información valiosa a los magistrados, con la intención de; a) que conocieran cómo operaba la fiscalía con la unidad y la fiscalía especializada, b) las dificultades y retos que tienen para la efectiva coordinación con la comisión de búsqueda, c) el tremendo error que representa el hacer la eliminación sin garantizar la operatividad de la búsqueda inmediata y sobre todo d) para pedir que se garantizara nuestro derecho a participar, el cual fue violentado por el Fiscal General al desconocer el modelo de diálogo acordado en Coahuila al igual que los acuerdos de la Mesa de Armonización Legislativa, los cuales ahora el Tribunal de Justicia secunda en complicidad con el Fiscal.

En síntesis la eliminación de la Unidad de Búsqueda de la Fiscalía, no es el fondo, sino la forma y pretexto para no hacer cambios profundos en la Procuración de Justicia, mantener la postura de deslindarse de la responsabilidad de buscar la justicia y la verdad; lo cual pasa irrenunciablemente por localizar y regresar a casa a todas las personas desaparecidas. Es una forma de mantener a los desaparecidos en una eterna desprotección para que no hablen, para que no señalen, para que no prueban la complicidad y la corrupción de las autoridades.

Los familiares teníamos la idea que el poder judicial que ha estado ausente en nuestra lucha tendría a bien entender nuestra petición en el amicus curiae, pero con esto se nos muestra que sigue ausente y apostándole a la impunidad, negandonos el acceso al amicus curiae además de convertirse en cómplices de las autoridades corruptas, son verdugos de la justicia.

La justicia se encuentra secuestrada por las instituciones que lejos de atender al interés superior de las personas como lo es; la vida, la libertad, la integridad y la seguridad de las personas, así como la personalidad jurídica de un desaparecido, se ve sometido ante interpretaciones limitativas de los derechos humanos y la acción de la justicia.

No podemos callar nuestro grito de Justicia y Verdad
Callarnos es hacernos cómplices
La sociedad debe enterarse del actuar del poder judicial y la poca sensibilidad ante este flagelo.

*incluye adhesión de firmas al 30 de octubre de 2021.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.