Pronunciamiento de la Campaña Permanente contra la Violencia hacia las Mujeres y el feminicidio en Chiapas 2


 

En el marco del 8 de marzo, las organizaciones integrantes de la Campaña Permanente contra la Violencia hacia las Mujeres y el feminicidio en Chiapas, recordamos a las obreras que en 1908 fueron asesinadas por exigir mejores salarios y condiciones de trabajo, y a todas aquellas que han combatido valientemente el poder patriarcal de los hombres y el Estado.

La lucha de las mujeres por la igualdad no ha sido fácil, miles alrededor del mundo han muerto por heredarnos mejores condiciones de vida sin embargo cuanto más se cuestiona la desigualdad resurge con mas fuerza la represión. ¿Será porque en el fondo estamos cuestionando relaciones de poder que históricamente han privilegiado a unos respecto de otras?

Cada vez que una mujer denuncia la violencia de género y exige respeto a sus derechos saltan cientos de opiniones que cuestionan, culpabilizan, desacreditan y juzgan para restar valor e importancia a ese grito de ¡Ya basta!.

En nuestro país, siete mujeres son asesinadas diariamente, sin contar a las cientos de desaparecidas, que presumiblemente son enganchadas en redes internacionales de trata.

La violencia hacia las mujeres se ha convertido en un problema de enormes dimensiones sobre el cual no existe intención real ni acción efectiva para atender de fondo las causas generadoras de las agresiones, exclusiones, discriminaciones que propician condiciones más que adecuadas para que ocurran los feminicidios.

Consideramos que la crisis económica traerá como consecuencia el incremento de la violencia y quienes la vivirán con más dureza seremos las mujeres, precisamente por nuestra condición y situación. Recordemos que la pobreza es vivida por las mujeres con angustia porque muchas tenemos que hacer frente a la necesidad de alimentar a nuestros hijos e hijas, a buscar la forma en que el gasto familiar pueda alcanzar al menos para lo básico, dejando fuera la atención de enfermedades, y otras necesidades del día a día.

En Chiapas la pobreza no es algo nuevo, pero seguramente se agravará, y por tanto la situación de violencia que vivimos las mujeres urbanas pero sobre todo las campesinas e indígenas empeorará. Y ante ello que hará el Estado para cumplir con su obligación de prevenir, sancionar, y erradicar la violencia contra las mujeres.

El 18 de noviembre de 2016, el gobierno federal, reconoció que en nuestro Estado existen condiciones estructurales que propician y reproducen la violencia hacia las mujeres y que por tanto debían realizarse acciones urgentes para poner un alto y garantizar una vida libre de violencia para todas. Sin embargo los feminicidios continúan y se incrementan. Durante el mes de febrero de 2017, el Grupo de Mujeres de San Cristóbal A.C., documento al menos siete asesinatos de mujeres, en donde la tendencia respecto de los agresores se mantiene. Es decir, a las mujeres en Chiapas nos matan nuestros esposos, parejas, novios, hijos, padres, o personas con quienes hemos tenido una relación cercana.

Este patrón va acompañado de impunidad lo que ocasiona la reproducción y naturalización de la violencia hacia las mujeres y a todo lo que represente lo femenino. Esto último debido a que los asesinatos se han extendido a las mujeres trans.

También nos preocupa que los operadores del nuevo sistema de justicia penal no lleven a cabo los protocolos necesarios para garantizar que se sancione a los responsables de la violencia hacia las mujeres. Feminicidas han sido absueltos por violaciones a debido proceso, porque las evidencias fueron contaminadas, porque la investigación fue mal realizada. Todo esto con consecuencias graves para las mujeres.

Nos indigna que ante esta crisis las autoridades no cumplan con su deber. Nos indigna que la declaratoria de Alerta de Violencia de Género no esté operando adecuadamente. Nos indigna que se nos use con fines políticos y electorales.

Exigimos justicia para las mujeres, exigimos se sancione a los funcionarios que no cumplen con su deber, exigimos la investigación efectiva de todas las denuncias por violencia así como en los casos de feminicidio.

Hacemos un llamado a las mujeres para que no se callen, para que denuncien y exijan sus derechos.

Hacemos un llamado a la sociedad para que ante la violencia hacia las mujeres, accionemos, nos solidaricemos, apoyemos.

 

¡Justicia para todas!

¡No más violencia contra las mujeres!

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =

2 ideas sobre “Pronunciamiento de la Campaña Permanente contra la Violencia hacia las Mujeres y el feminicidio en Chiapas