periodistas


  Nuestro país vive una crisis de derechos humanos por la política de seguridad, que constituye el paradigma de una guerra hacia la población civil implementada por el gobierno mexicano, que utiliza métodos de represión policial como las detenciones arbitrarias, la desaparición forzada, la tortura y otras violaciones a los derechos humanos. Chiapas no es la excepción, la corrupción e impunidad de funcionarios del estado es evidente, así como su actuación a favor de actores con influencia en medios nacionales.   Comunicadores y defensores de derechos humanos vivimos en constante riesgo por nuestra labor: asesinatos, amenazas de muerte, acciones legales […]

Desacreditar la labor de comunicadores y defensores atenta contra ...