Presentación de la campaña Rostros del Despojo A ocho años de Impunidad de la masacre de Viejo Velasco


logo_documentosCentro de Derechos Humanos

Fray Bartolomé de Las Casas, A.C.

 

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
A 13 de noviembre de 2014.

Presentación de la campaña Rostros del Despojo
A ocho años de Impunidad de la masacre de Viejo Velasco

A ocho años de la masacre de Viejo Velasco el gobierno de México mantiene en Impunidad el desplazamiento forzado de 36 personas, la ejecución extrajudicial de seis y dos desapariciones forzadas. Lejos de la justicia este es otro de los casos de grave violación a los derechos humanos alimentado por la falta de respuesta institucional. Por ello,  comunidades y organizaciones hemos decidido  iniciar la Campaña Rostros del Despojo que identifica y visibiliza luchas en defensa del territorio.

En la actualidad, los Pueblos Indígenas resisten ante el despojo, se niegan a ser cómplices de los planes que agravan la exclusión y marginación social, como es el Proyecto Mesoamérica. Todo ello conlleva a la destrucción de la diversidad humana y biológica de los territorios ancestrales.

Los Rostros del Despojo se enmarcan en las estrategias gubernamentales que eliminan de manera sistemática la cultura comunitaria. En el transcurso de las últimas décadas, esas políticas han mercantilizado los recursos naturales de los territorios de los Pueblos en Chiapas. Estos forman parte de la negativa histórica por parte del Estado mexicano al reconocimiento pleno de derechos colectivos de los Pueblos indígenas.

Un ejemplo que clarifica esta situación ocurrió hace ocho años en la comunidad Viejo Velasco, municipio de Ocosingo, Chiapas, cuando 40 personas provenientes de la comunidad Nueva Palestina, Frontera Corozal y Lacanjá Chansayab (de la Comunidad Lacandona), armadas con machetes, palos, escopetas y rifles calibre 22., algunas con uniformes tipo militar y de seguridad pública, entraron de manera violenta a la comunidad. Estas personas iban acompañadas por 300 elementos de la Policía Sectorial de Chiapas, portando armas de alto poder conocidas como cuerno de chivo: Ar-15 y AK-47. Así también, hubo presencia de cinco Fiscales del Ministerio Público, dos peritos, el Comandante Regional Zona Selva de la Agencia Estatal de Investigación con siete elementos a su mando y un representante de la Secretaría de Desarrollo Social. Estos actos violentos provocaron el desplazamiento forzado de 36 habitantes, cuatro ejecuciones extrajudiciales y cuatro desapariciones forzadas, de las cuales  se encontraron restos de dos personas y fueron entregados a sus familiares cinco años después.

La línea de investigación de la Procuraduría de Justicia del Estado de Chiapas (PGJE), criminaliza a las propias víctimas y sus familiares responsabilizándoles del crimen, por lo que integrantes de la Organización Xinich y del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) permanecen con órdenes de aprehensión pendientes por ejecutarse. Sin embargo, nunca se ha investigado a los perpetradores involucrados de manera directa en la masacre.

En el caso de Petrona Núñez González, sobreviviente del ataque, fue privada de su libertad, torturada y liberada al siguiente día. Ese día también ejecutaron a su hermana María y desaparecieron a su padre Pedro Núñez Pérez, quien fue encontrado sin vida en julio de 2007 y cuyos restos fueron entregados a sus familiares en noviembre de 2011. Petrona contaba con orden de aprehensión al igual que su hermano Roberto. El 29 de abril de 2010, falleció a consecuencia del grave daño psicológico del cual no pudo reponerse.

Los sobrevivientes y familiares de las víctimas continúan sin garantías para el retorno y sin reparación del daño.  A ocho años de la masacre, el gobierno del estado de Chiapas sigue sin realizar una investigación completa, imparcial y efectiva de estos hechos.

Ante la impunidad de estos hechos, hoy se inicia la Campaña Rostros del Despojo para visibilizar las formas en que los Pueblos originarios son desalojados de manera violenta de sus territorios. Asimismo reflejar las graves violaciones a los derechos humanos que causaron el desplazamiento forzado, las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas y la falta de acceso a la justicia. Todo ello constituye un patrón de impunidad derivado de la implementación del Plan Chiapas 94como estrategia de guerra hacia los Pueblos, los cuales construyen alternativas distintas al sistema neoliberal de muerte.

Finalmente, exigimos al Estado mexicano la búsqueda efectiva de Mariano Pérez Guzmán y Antonio Peñate López, desaparecidos forzadamente desde el 13 de noviembre de 2006. Así como de los 43 estudiantes de la normal rural “Raúl Isidro Burgos” en Ayotzinapa, Guerrero que continúan desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014. Por todo ello, conminamos a identificar y sancionar de manera cabal y completa a los responsables materiales e intelectuales de estos graves crímenes de lesa humanidad.

En esta presentación de la Campaña Rostros del Despojo, les invitamos a participar en el marco del día de acción global el 10 de diciembre de 2014, además de firmar la petición de apoyo que se encuentra en la página www.rostrosdeldespojo.org. Para mayor información pueden escribir a solidaridad@frayba.org.mx

Organizaciones firmantes

Casa de la Mujer IXIM Antsetic, A.C
Centro de Derechos Indígenas A.C
Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C
Centro de Derechos Humanos Fray Pedro Lorenzo de la Nada, A.C
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. – Frayba
Comité de Defensa de las Libertades Indígenas- CDLI – Xi´nich
Salud y Desarrollo Comunitario A.C. – Sadec

rostros_del_despojo

-.-

Descargar

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 19 =